Adrenalina



” La iglesia del barrio queda al frente de la cancha del barrio. La cancha del barrio queda a media cuadra de la peluquería del barrio. Stella Maris recibió a la señora despreocupada por los postres del domingo; le cortó el pelo, le adornó los bucles con un rojizo intenso: “adiós, vecina, que le vaya bien”. Y la vecina se fue; pasó al lado de la iglesia del barrio, se persignó, rezó por ayuda y siguió de largo. Su compromiso era con Sportivo Guzmán, una religión por Villa 9 de Julio. Llegó temprano a la cancha, se enojó cuando el confeti de la platea le salpicó el look; pronto lo olvidó y de pronto empezó a aplaudir.
Sale Sportivo; se le humedecen los ojos. Las populares son otra historia: con bengalas, bombos; rojo y blanco. El clima anuncia sensaciones de final, finalísima. Y la señora coqueta mira sin mirar; sufre en vano, porque el principio es de Sportivo. “Bien, Raúl, así, así”, arenga a Raúl Valdez, el hombre que usa borcegos en el shopping de Yerba Buena y botines en Posse y Juramento. El muchacho de corte al ras (¿irá a lo de Stella Maris, también?) se las ingenia para jugar al ras, aunque la pelota con diseño de Copa UEFA no corra sobre un campo de Copa UEFA.
Pese a todos los obstáculos que purifican al fútbol, el mimado de la plateísta (¿adelantado?) usó el ingenio que no tuvieron los defensores, la dominó con la derecha y castigó con la zurda; gol de Sportivo, catarsis de la señora, delirio de todos.

 

Autor: Anónimo


Volver a relatos

 

Programa de Radio
 
Sentimiento Juliano :

Lunes 20:00 hs
Publicidad
 
 
los julianos

Contacto
 
soyjuliano@yahoo.com.ar
 
Hoy habia 15 visitantes (137 clics a subpáginas) ¡Aqui en esta página!
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=